PROBLEMAS AMBIENTALES POR JUEGOS ARTIFICIALES EN PAMPA ROMAS

Publié le par Franklin Escobedo

PROBLEMAS AMBIENTALES POR JUEGOS ARTIFICIALES EN PAMPA ROMAS

FRANKLIN MACDONALD ESCOBEDO APESTEGUI

¿Cuál es el impacto ambiental de llenar el cielo nocturno de increíbles efectos luminosos y sonoros en alguna de las múltiples celebraciones costumbristas en la cordillera negra-caso Pampa Romas-? Los espectáculos pirotécnicos son la máxima expresión de la fiesta, del estallido de la alegría, pero también tienen su lado negativo: contaminación, ruidos, molestias a la fauna o incluso incendios forestales.

Pero lo cierto es que tanto la salud como el medio ambiente se ven seriamente dañados por una noche de excesos en la emisión de gases y partículas contaminantes.

Desde una conjuntivitis hasta problemas con un embarazo puede provocar la absorción de sustancias nocivas y la atmósfera .

Se asegura que todos los juegos pirotécnicos (no sólo los prohibidos todo el año, como los rascapikis y matasuegras) contienen pólvora, que por la combustión, genera el dióxido de azufre, cuya concentración se ha registrado hasta cinco veces más alta durante la noche del 24 de julio.

Los fuegos artificiales son mucho más que pólvora. Para conseguir los distintos efectos y colores se requieren mezclas con múltiples compuestos químicos: bario para los tonos verdes, estroncio para los rojos, sodio para los dorados, aluminio para chispas plateadas y blancas, antimonio para destellos... Entre sus ingredientes, algunos estudios llaman la atención sobre el uso común de perclorato de potasio o de amonio como oxidantes.

Las sales metálicas que se queman al estallar los cohetes pirotécnicos liberan luz utravioleta que aumenta la contaminación de ozono del aire, según un estudio realizado por la universidad india Jawaharlal Nehru.

Por lo visto, la sal perclorada, uno de los ingredientes principales de los fuegos de artificio, crea un compuesto tóxico al combinarse con los metales pesados que crean el color característico de los petardos. Y, según David Chavez, químico en Los Alamos National Laboratory, estos tóxicos pueden aerosolizarse y ser respirados, o acabar en la tierra y el agua

Las fogatas y los fuegos artificiales generan gases tóxicos, restos de pólvora y hollín que originan problemas a la salud de las personas, especialmente de los niños. Las partículas menores de 10 micras (invisibles al ojo) se depositan en el tracto respiratorio, los pulmones y otras áreas.

 

Garganta: El dióxido de azufre irrita las membranas de la vía respiratoria y causa inflamación

en la garganta.

 

Los pulmones :Se ven afectados por   la absorción de partículas, que pueden producir cáncer

 

Embarazo :El monóxido de carbono emitido puede afectar al crecimiento fetal.

 

Piel :Las dermatitis y quemaduras pueden afectar diversas áreas del cuerpo.

 

Estómago :Especialmente los niños están en riesgo de intoxicarse por ingerir tóxicos de los fuegos artificiales.

 

Cabeza :Mareos y pérdida del conocimiento.

 

Ojos: Los contaminantes mencionados pueden provocar conjuntivitis y enrojecimientos.

 

Principales contaminantes emitidos por los juegos pirotécnicos :

Monóxido de Carbono CO

Óxidos de nitrógeno NO

Dióxido de azufre SO2

 

 

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article