PAMPAROMAS EN EL PLANEAMIENTO ESTRATEGICO DE BOLIVAR EN 1824

Publié le par Franklin Escobedo

PAMPAROMAS EN EL PLANEAMIENTO ESTRATEGICO DE BOLIVAR EN 1824

INVESTIGACION DESARROLLADO POR:

FRANKLIN MACDONALD ESCOBEDO APESTEGUI

DOCTOR : EN CIENCIAS DE LA EDUCACION

 

RELIEVAMOS EL PLANEAMIENTO ESTRATEGICO DE BOLIVAR EN EL AÑO DE 1824, CUANDO DESDE HUAMACHUCO LE REMITE UNA CARTA AL SEÑOR CORONEL TOMAS DE HERES, INDICANDOLE TEXTUALMENTE "QUE DE UNA VEZ SE SEÑALE LA RUTA DE NEPEÑA A MORO Y PAMPAROMAS HACIENDO CONSTRUIR CANEYES, PARA DIVIDIR LA JORNADAS, QUIERO DECIR QUE EL GENERAL SUCRE SE ENCARGARA DE ESTO DE PAMPAROMAS A CARAZ Y EL INTENDENTE DE SANTA, DE MORO A PAMPAROMAS...."

 

A CONTINUACION EL TEXTO COMPLETO.

1824

 

 

 DE UNA COPIA).

 Huamachuco, 23 de abril de 1824.

 AL SEÑOR CORONEL TOMÁS DE HERES.

 Mi querido coronel:

 Mucho he agradecido las buenas noticias que Vd. me mandó con fecha del 17, las que no he contestado hasta ahora porque he estado de viaje a esta ciudad, donde he encontrado al general La Mar bastante contento de su división, que monta a más de 3.000 hombres disponibles.

 ¡Qué canalla es el tal intendente que Vd. mandó a Piura! Que lo releve el coronel Valdivia, y venga ese a mi cuartel general a dar cuenta de su intendencia.

 He sabido que el tal Palomeque no se ha presentado a Vd., y que fué mentira lo que dijo.

 Los sesenta mil pesos de Lambayeque que se saquen con justicia y del modo que he decretado.

 Las tropas que vengan de Guayaquil en este mes de mayo, que desembarquen en Pacasmayo o Huanchaco, donde lleguen. Si llegan a Pacasmayo, que sigan por allá mismo con dirección a este cuartel general, haciendo preparar víveres y bagajes para su ruta; que debe ser extremadamente lenta y extremadamente cómoda por el mejor camino que sea dable, aunque se rodee algo. Dé Vd. sus órdenes y mande ejecutar esto anticipadamente. Lo mismo digo si llegan a Huanchaco, con la añadidura de que debe dársele todo lo que necesiten. Creo que el mejor camino a Otuzco es por el Platanar haciendo jornadas de tres leguas cuando mucho.

 Apure Vd. mucho las mochilas para el ejército, porque no se pueden construir acá.

 Las tropas que vienen del Istmo llegarán precisamente en el mes de junio, y yo quiero qué pasen embarcadas al puerto de Casma, al de Nepeña o al del Ferrol cuando menos. Preparándose de antemano todo, todo, todo por su parte y por la del intendente de Santa. Para cumplir esto dé Vd. todas sus órdenes, debiéndose prevenir con anticipación la ruta, los víveres, alojamientos y, por supuesto, los bagajes. Lo mejor será que de una vez se señale la ruta de Nepeña a Moro y Pamparomas haciendo construir caneyes, para dividir las jornadas; quiero decir que el general Sucre se encargará de esto, de Pamparomas a Caraz, y el intendente de Santa, de Moro a Pamparomas, y, por supuesto, que Vd. debe dar órdenes en San Pedro para auxiliar los buques nuestros que vengan con tropa, con carne, arroz y galletas y lo más que pidan. Mande Vd. a San Pedro un oficial de Colombia con esta comisión, y además con órdenes muy bien puestas y con infinita claridad a los comandantes de buques de guerra, y para los comandantes de los cuerpos de tropas, para que cada uno sepa lo que debe ejecutar, pidiendo lo que deben pedir y haciendo lo que deben hacer. El teniente coronel Morán debe encargarse de esta comisión, y déle Vd. instrucciones muy detalladas sobre todo lo que he ordenado; que él dé dirección a las tropas que vengan de Guayaquil por tierra y a las que vengan del Istmo por mar; facilitando todo, todo; pero que antes venga a dar a Trujillo cuenta de su comisión a Piura. Acabado esto que venga al cuartel general a tomar el mando del batallón Vargas.

 Escriba Vd. muy largo a Valdivia para que sirva bien en Piura, y autorícele oficialmente para que, si sus males no le permiten ejercer personalmente la intendencia, nombre al señor Checa de interino u a otro sujeto respetable como Tábara, o bien el que mejor le parezca. Haga Vd. tomar sucesivamente noticias de la conducta del antiguo intendente, y del que nombramos ahora, a fin de que nunca ignoremos las cosas. El pueblo de Lambayeque es muy benemérito, y yo lo amo naturalmente mucho; dígaselo Vd. a su intendente para que todos lo sepan.

 Lo que se dice de Guise no me sorprende ni me intimida, será una sombra más para que resalte nuestra gloria.

 Escriba Vd. a O'Leary y a Salazar sobre este suceso, para que, llegado el caso, hagan su deber. Lo mismo puede hacer el señor Carrión.

 Todo estará en estado de marcha dentro de dos meses; en julio obraremos, porque para entonces estará todo listo. Entienda Vd. que las tropas de Guayaquil vienen para la división de Lara, y las del Istmo para la de Urdaneta, para que este aviso le sirva de gobierno. A fines de mayo marcharán adelante las tropas acantonadas en esta provincia; para entonces la caballería no estará en buen estado, y esperaremos por ella un mes más por lo menos. Que venga todo aquí para distribuirlo convenientemente.

 Salud, actividad y paciencia.

 De Vd. amigo.


BOLÍVAR.


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publié dans pamparomas

Commenter cet article